Pensamientos de una desquiciada

Supongo que todos pasan por una epoca en la que en realidad no saben que hacer con su vida. Esa época dónde no importa  las cosas que hagan, todo esta mal, todo sale mal. Dónde nadie esta de acuerdo contigo y tampoco estas de acuerdo con nadie.
Hablando en terminos generales, esa es una epoca de mierda. Para algunas personas puede durar un año, tal vez dos. Otros meses, y muchos otros toda la vida.
Es bastante desconcertante como muchas estan por ahi, en un trabajo que en realidad detestan sin haber podido seguir sus sueños. Como hay otros que les pasa todo lo contrario, que tienen la posibilidad y el tiempo y dinero necesario para hacerlo pero solo se dedican a no hacer nada.

En mi caso no se como llamarlo. Vivo en un pais donde las oportunidades son infinitas, pero casi inalcanzables. Llevo una situación econonica en la que si bien no soy pobre y ando pasando hambre, tampoco estoy del todo bien. Y  aun asi, con todo el tiempo y la posibilidad que tengo de hacer las cosas que quisiera, solo quiero correr.

Lo unico que quiero es correr. No hacer nada. Dejar que el mundo siga su curso sin yo ser parte de el, y solamente visitara cada rincon y observar su belleza. Admirar la simplicidad y complejidad de las cosas. Sonreirle a la vida, a las personas. Conocer cada hueco y cada grieta. ¿Por que deberia ser tan difícil optener esto?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Extracto

 

Él dejó escapar un gruñido de frustración.
—¿Porque me quieres? —insinuó.
Jaine sonrió moviendo los labios contra la piel de él.
—Porque estoy loca, salvaje, perdida y absolutamente enamorada de ti —
afirmó.
—Nos casaremos la semana que viene.
—¡No puedo hacer eso! —exclamó Jaine horrorizada al tiempo que se echaba
hacia atrás para contemplarlo echarse sobre ella, moviéndose lentamente adelante y
atrás, adelante y atrás, como un alga flotando en la marea.
—¿Y por qué no?
—Porque mis padres no regresarán de las vacaciones hasta… He perdido la
cuenta de los días. Dentro de unas tres semanas, creo.
—¿No pueden regresar antes? ¿Dónde están, por cierto?
—De viaje por Europa. Son las vacaciones soñadas de mi madre, porque mi
padre tiene Parkinson y, aunque la medicación lo está ayudando de verdad, últimamente
ha empeorado un poco y ella tenía miedo de que ésta fuera su última oportunidad. Antes
de jubilarse, siempre estaba demasiado ocupado para marcharse durante una temporada
tan larga, por eso es un viaje especial para los dos, ¿sabes?
—Está bien, está bien. Nos casaremos el día siguiente de que vuelvan a casa.
—¡Mi madre ni siquiera habrá tenido tiempo de deshacer las maletas!
—Vaya. Como no vamos a comprometernos, no podemos hacer todo eso de la
boda en la iglesia…
—Gracias a Dios —repuso Jaine sinceramente. Había pasado por aquella
experiencia con el número dos, el muy cabrón, con todos los gastos, los preparativos y
las molestias, sólo para que él se retractara en el último minuto.
Sam exhaló un suspiro de alivio, pues temía que a ella le apeteciera una boda por
todo lo alto.
—Tendremos todo preparado. Lo único que tendrán que hacer tus padres es
asistir.
Jaine había estado realizando un enorme esfuerzo para concentrarse en la
conversación mientras Sam hacía… aquello que estaba haciendo, y estaba muy
impresionada de que él fuera capaz de mantener su parte de dicha conversación en
medio de aquellas circunstancias, pero el cuerpo de ella súbitamente alcanzó el punto de
no retorno. Lanzó una exclamación ahogada y alzó convulsivamente las caderas contra
él.
—¡Ya hablaremos después! —dijo con voz ronca, lo agarró del trasero y lo
atrajo hacia sí con fuerza.
Pero pasaron un buen rato sin hablar absolutamente de nada.

 

-El Hombre Perfecto, Linda Howard

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Extracto.


“Zarek fue el último hombre en irse. Se paseó y sacudió la cabeza. La mirada fue hacia Tory, antes de regresar a Ash y hablarle en griego. 
—Sabes, para mí es asombroso las heridas que podemos cargar por toda le eternidad. Pero lo que más me ha fascinado en estos pocos años, es cómo la persona correcta puede sanarlas. Recuerdo que una vez, un hombre sabio me dijo que todos merecemos ser amados. Incluso tú. 
Ash resopló ante el consejo que le había dado a Zarek antes que el hombre casi dejara ir a su esposa. 
—Y según recuerdo, me dijiste que me callara.
Zarek se encogió, dando un paso. 
—Soy un imbécil. Lo admito. Voy semanalmente a las reuniones de Imbéciles Anónimos, pero lleva un poco de tiempo enterrar algunos miles de años de costumbres. Y creo que tienes aún más años que enterrar que yo.”
 

Zarek de Moesia – Bailando con el diablo (Cazadores Oscuros/DarkHunter) 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Extracto.

-Te quiero, Acheron.

-Yo también te quiero, hermano.

Styxx inclino la cabeza hacia atrás hasta que la apoyo con la de Acheron y finalmente dejo caer las lagrimas que le habían nublado los ojos todo el día. Podría mostrárselas a Acheron. Su hermano entendía y nunca se burlaría.

-¿Crees que alguna vez podremos salir de este lugar y encontrar la paz?

-No. Creo que hemos nacido para sufrir.

¿La parte mas triste? El también lo creía.

-Al menos nos tenemos el uno al otro.

Acheron asintió con la cabeza.

-Hermanos, por siempre y para siempre. Nunca serán capaces de quitarnos eso.

Styxx – Sherrilyn Keyon (Cazadores de sombras/ Dark Hunter)

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Extracto

-Tengo que vivir eternamente-repitió. Luce todavía estaba perdida, pero el siguió hablando, de sus labios brotaba torrente de palabras-. Tengo que vivir, y ver a los niños nacer, crecer y enamorarse. Veo como ellos mismos tienen hijos y envejecen. Veo como mueren. Luce, estoy condenado a verlos una y otra vez. A todos, menos a ti.

Tenia los ojos vidriosos, y su voz se convirtió en un susurro.- Tu no puedes enamorarte…

-Pero… -lo interrumpió susurrando a su vez-. Yo… me he enamorado.

-No puedes tener hijos y envejecer, Luce.

-¿Por que no?

-Apareces de nuevo cada diecisiete años.

-Por favor…

-Y nos encontramos. Siempre nos encontramos, de alguna forma siempre acabamos juntos, no importa adonde vaya, o importa cuanto intente alejarme de ti. No importa. Tu siempre me encuentras.

Había bajado la vista hasta sus puños cerrados, como si quisiera golpear algo , incapaz de levantar los ojos.

-Y cada vez que nos encontramos, te enamoras de mi…

-Daniel…

-Puedo intentar resistirme, o alejarme, o tratar con todas mis fuerzas de no responderte, pero eso no cambia nada. Tu te enamoras de mi y yo me enamoro de ti.

-¿Y es que eso es tan terrible?

-Te mata.

-¡Basta! -grito-. ¿Que te propones? ¿Asustarme para que me vaya?

-No -resoplo-. De todas formas, no funcionaria. 

Oscuros (Fallen) – Lauren Kate

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario